El Blog

El siguiente blog está destinado a facilitar la búsqueda de contenidos relativos a la literatura y arte de la India, con énfasis en las expresiones del hinduismo.

Para que su uso le sea más placentero a nuestros visitantes, hemos optado por distribuir los temas por secciones y estos, a su vez, en sub-secciones. Así, te invitamos a pasear por el blog haciendo clic en la sección que más te interese (debes hacer clic en los nombres no en las imágenes) para que disfrutes de esta hermosa cultura.

Para nosotros, estudiantes de literatura, la propiedad intelectual es MUY importante. Por esa razón hemos colocado autoría en algunos artículos nuestros; en caso contrario (tomado de otras fuentes) puedes revisar a pie de página y encontrar el link con la fuente de la información.

¡Que lo disfruten!

jueves, 7 de febrero de 2013

Hanumat y la montaña Gandamadana




Resumen del pasaje impreso en el Ramayana:

Mientras se ejecutaba la feroz guerra muchos eran los enemigos y amigos que caían a los pies de Rama pero nada le pareció peor que ver a su hermano herido y casi muerto en medio de la batalla. Afortunadamente Susena conoce la solución y ésta se encuentra en la montaña Gandamadana: una planta que sólo con su olor hacía caer la flecha del cuerpo de los guerreros y los hacía curarse al instante. Así que Surgriva le pide a Hanuman el mejor y más rápido de sus guerreros que vaya por ella. Le advierte de la estadía de unos Gandarvas en la montaña: Haha y Huhu, además de treinta millones de guerreros que la habitan por lo que debería mantener una batalla con ellos.

"Hanumat llegó con la rapidez del viento al monte Gandamadana y subió a la celeste montaña, rica en metales. Cuando los gandarvas vieron trepar a Hanumat, le dijeron: <<¿Quién eres tú, que bajo la forma de mono vienes al monte Gandamadana?>>
Él respondió: <<El homicida Ravana ha herido en el pecho con una lanza de hierro al gran héroe Laksmana, hermano de Rama. Por eso vengo al monte Gandamadana en busca de una planta saludable, que crece en estos lugares, y se llama Extractor-de-flechas. Mi deseo sería que me concediérais vuestra benevolencia y os sirváis indicármela."
 En el país de Rama, soberano de los hombres, se desea que vuestras excelenias muestren un espíritu dócil a las voluntades del poderoso monarca.

Los gandarvas se preguntaron de quien hablaba, sus únicos soberanos eran Haha y Huhu. No reconocían otros reyes por lo que reaccionaron atacando a Hanumat con la intención de darle muerte. Sin embargo, Hanumat, orgulloso de su fuerza no reparaba en los golpes y en un parpadeo mató a los treinta millones de guerreros.
 Hanumat buscó entonces la planta pero no lograba encontrarla así que "socavó, como si estuviera jugando, la meseta de la montaña y abarcóla con sus brazos. Socavada con aquel vigor, la montaña lloró, y sus ojos vertieron lágrimas de metal, Hanumat que poseía la fuerza del Viento, asió la montaña, cuyos ecos respondían a los gritos de sus magníficos animales, de sus habitantesde cada especie, lanzóse prontamente a los vientos con ella, y partió con rapidez."




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada