El Blog

El siguiente blog está destinado a facilitar la búsqueda de contenidos relativos a la literatura y arte de la India, con énfasis en las expresiones del hinduismo.

Para que su uso le sea más placentero a nuestros visitantes, hemos optado por distribuir los temas por secciones y estos, a su vez, en sub-secciones. Así, te invitamos a pasear por el blog haciendo clic en la sección que más te interese (debes hacer clic en los nombres no en las imágenes) para que disfrutes de esta hermosa cultura.

Para nosotros, estudiantes de literatura, la propiedad intelectual es MUY importante. Por esa razón hemos colocado autoría en algunos artículos nuestros; en caso contrario (tomado de otras fuentes) puedes revisar a pie de página y encontrar el link con la fuente de la información.

¡Que lo disfruten!

domingo, 3 de febrero de 2013

Creación en las Upanishads


Con breve explicación de los khandas.

Autor: Yendelki Pérez.



                    AITAREYA-UPANISAD



Khanda 1


1.1 Al comienzo el Atman sólo era esto. Nada distinto de él abría los ojos. Pensó: <<voy a hacer que surjan los mundos>>.


1.2 Él hizo surgir los mundos: las aguas celestiales, los rayos de luz, la muerte, las aguas terrenales. Aquellas aguas se encuentran más allá del cielo; el cielo es la sede; los rayos de luz son el espacio intermedio; la muerte es la tierra; las que están en esta región inferior son las aguas terrenales.


1.3 Él pensó: <<He aquí los mundos. Voy hacer surgir a quienes lo protejan>>. Y extrayendo de las aguas terrenales al purusa, le confirió forma sólida.


1.4 A éste lo cubrió con su calor. En él, así recalentado, se hendió la boca como (se rompe) un huevo. De la boca salió la voz, de la voz el fuego; se hendieron los orificios de la nariz; de los orificios de la nariz salió el aliento, del aliento el viento; se hendieron los ojos, de los ojos salió la vista; de la vista el sol; se hendieron las orejas, de las orejas salió el oído, del oído los puntos cardinales. Se hendió la piel, de la piel salió el vello, del vello las plantas y los árboles. Se hendió el corazón, el corazón salió la mente, de la mente la luna. Se hendió el ombligo; del ombligo salió la expiración, de la expiración salió la muerte. Se hendió el pene, del pene salió el esperma, del esperma las aguas terrenales.
Khanda 2

2.1 Estas divinidades así producidas se precipitaron en este gran océano. A él lo privó de alimento y bebida. Ellas le dijeron: <<Encuentra para nosotras un refugio para que, reposando en él, tomemos alimento>>

2.2 Trajo para ellas un toro. Ellas dijeron: <<No, éste no nos basta>>. Trajo para ellas un caballo. Ellas dijeron: <<No, éste no nos basta>>.

2.3 Trajo para ellas al purusa. Ellas dijeron: <<¡Ah, muy bien hecho!>> Y es que en verdad el purusa está bien hecho.
A ellas les dijo: <<como a un refugio entrad ahí>>.

2.4 El fuego, hecho voz, entró en la boca; el viento, hecho prana, entró en la nariz; el sol, hecho vista, entró en los ojos; los puntos cardinales, hechos oído, entraron en las orejas; las plantas y los árboles, hechos vello, entraron en la piel; la luna, hecha mente, entró en el corazón; la muerte, hecha expiración, entró en el ombligo; las aguas terrenales, hechas esperma, entraron en el pene.

2.5 A él hablaron el hambre y la sed: <<Encuentra (algo también) para nosotras>>. Les dijo: <<Os doy parte en estas divinidades, de ellas os hago partícipes>>. Por eso, sea quien sea la divinidad que recibe una ofrenda, son partícipes de la misma el hambre y la sed.

Khanda 3 

3.01 Él pensó: <<He aquí los mundos y quienes les protegen. Voy a crear alimento para ellos>>.

3.02 Él cubrió con su calor las aguas; de las aguas así recalentadas surgió una forma. Esa forma que surgió, eso es el alimento.

3.03 Esto que surgió intentó irse lejos. Intentó atraparlo con la voz, mas no logró atraparlo con la voz. Si él lo hubiese atrapado con la voz, pronunciando el alimento se habría satisfecho.

3.04 Intentó atraparlo con el prana, mas no logró ateaparlo con el prana. Si lo hubiese atrapado con el prana, respirando el alimento se habría satisfecho.

3.05 Intentó atraparlo con el ojo, mas no logró atraparlo con el ojo. Si lo hubiese atrapado con la vista, contemplando el alimento se habría satisfecho. 

3.06 Intentó atraparlo con el oído, mas no logró atraparlo con el oído. Si lo hubiese atrapado con el oído, escuchando el alimento se habría satisfecho. 

3.07 Intentó atraparlo con la piel, mas no logró atraparlo con la piel. Si lo hubiese atrapado con la piel, tocando el alimento se habría satisfecho. 

3.08 Intentó atraparlo con la mente, mas no logró atraparlo con la mente. Si lo hubiese atrapado con la mente, meditando el alimento se habría satisfecho.

3.09 Intentó atraparlo con el pene, mas no logró atraparlo con el pene. Si lo hubiese atrapado con el pene, eyaculando el alimento se habría satisfecho.

3.10 Intentó atraparlo con la expiración, y la consumió. Ésta es, pues, la que atrapa el alimento, lo que es viento, que es lo que busca alimento, eso es lo que es viento.

3.11 Él pensó: <<¿Cómo puede ser esto sin mí?>> . Él pensó: <<¿Por cuál de los dos medios podría introducirme?>>. Él pensó: <<Si es pronunciado con la voz, si es respirado con el aliento, si es visto con el ojo, si es escuchado con el oído, si es tocado con la piel, si es meditado con la mente, si es expirado con la expiración, si es eyaculado con el pene, ¿quién soy yo entonces?>>

3.12 Él, abriendo entonces la raya del pelo, por esa puerta se introdujo. Ésta se llama hendidura, esta puerta es la que es el regocijo. Posee tres moradas, tres sueños. <<Ésta es una morada, ésta es una morada, ésta es una morada>>

3.13 Él, una vez nacido, observó los seres: <<¿Quién mostrará a otro distinto de mí?>>. Vio a éste que es el purusa, el brahman por excelencia. <<Lo he visto>>.

3.14 Por eso porta el nombre de Idamdra. Idamdra es el nombre. Siendo peste Idamdra, se lo llama Indra secretamente; pues los dioses son amantes del secreto, los dioses son amantes del secreto.

Breve explicación:


     Comprendamos primero el concepto de atman como el "todo" inicial. El atman es el alma universal de quien deriva todo y quien es todo: la grandiosidad y la pequeñez, la belleza y fealdad, lo "bueno" y lo "malo". No tiene inicio ni fin.

De este primer khanda podemos resaltar ese valor único que adquiere el atman, no hay nada ni nadie más que Él. En el mito de creación del Cristianismo vemos una figura de Dios bastante parecida, en el sentido de que su visión es única, no hay nada ni nadie que lo acompañe. 

     La creación de los mundos la entenderemos a manera plural puesto que se nos muestra la creación de las tres zonas cósmicas predominantes en esta cultura.

En las Upanishads, se pretende resaltar la concepción de "unidad primera" y esto es, también, el purusa (el hombre universal): todo es parte de una "totalidad" aún mayor

El purusa tendrá la esencia del Adán Kadmón de la Kabbalah judia. El hombre primigenio es andrógeno y contiene en su ser todo además de la conciencia de sus facultades divinas. Entenderemos en esta concepción que, a diferencia del Cristianismo, las cosas no se crean como un ente aislado de su "creador", sino que las cosas nacen de él; es decir, el atman no crea el mundo, él es el mundo. Él es purusa, lo creado y lo no creado. 

Por otro lado, la creación por el purusa tampoco presenta pensamientos aislados. El hecho de que lo primero en nacer sea la voz y de esta surja el fuego (la sabiduría) demuestra el importante valor que posee la palabra, la oralidad... Y esto puede aplicarse de manera sucesiva con cada nacimiento.
 
     A continuación, hay que resaltar un aspecto: en el hinduismo se mantiene la creencia de creaciones continuas. El ser humano no se creo sino hasta después de haber creado otros seres "divinos" y "demonios". En el presente segundo khanda se nos explica que lo creado antes eran realmente las divinidades que están encargadas de cuidar y proteger el mundo. 

De este khanda podemos resaltar el hecho de que a pesar de que son divinidades realmente necesitarán de "comida y bebida" que absorverán a través de los sacrificios y gozarán de una mortalidad al igual que los humanos (que nacerán en posteriores creaciones).
 
Finalmente, señalemos algunos elementos importantes del tercer khanda: el calor/fuego como fuente de creación de algo nuevo; la expiración como única manera de atrapar el alimento. Entendamos que el alimento del que se habla es realmente el alimento del alma, el alimento de los dioses que obtienen mediante los sacrificios. Además, el calor es importante debido a que el fuego es el encargado de trasportar esto hasta los dioses mismos.

    Es tan nutritivo este segmento que puedes interpretar siempre de manera diferente. Lo que se presentó anteriormente es sólo una manera de ver y penetrar en lo escrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada